Sigue a baemedia en Twitter

Las "nuevas" ocupaciones de la Agencia Espacial Rusa

Este articulo es muy antiguo. Tal vez lo que hayamos escrito aquí ya no sea válido, si tienes dudas usa los comentarios para consultar.

Este texto lo tomé de una revista Muy Interesante 161 de marzo de 1999. Es curioso ver como Microsoft pudo haber hecho su propio “Earth” mucho antes que su competencia y no lo hizo.

Las nuevas ocupaciones de la Agencia Espacial Rusa

¿Qué hacer con una infraestructura gigantesca que, además, cuenta con tecnología de avanzada, cuando su propósito específico quedó prácticamente desvirtuado por los vaivenes de la historia? La pregunta, que seguramente le ocasionó más de un desvelo a Boris Yeltsin, obtuvo respuesta desde el interlocutor menos pensado. Fue nada menos que la gente de Microsoft quien contestó el interrogante cuando el año pasado firmó un acuerdo con la Agencia Espacial Rusa y puso en marcha un proyecto sumamente ambicioso. Se trata de Terra Server y consiste en publicar en Internet “el atlas más grande y preciso del mundo”, con las imágenes tomadas por los satélites que la ex Unión Soviética empleaba en sus misiones de espionaje.

A casi un año de su lanzamiento de demostración, el acceso a este atlas virtual (hoy terminado) se logra con el tipeo de www.terraserver.com. Estas simples siglas logran de inmediato -y operando casi como un “Ábrete Sésamo”-la posibilidad de acceder a una base de datos con más de 1 terabyte de información. ¿Cuánto es eso? Si fuese impreso como un atlas tradicional, ocuparía 3.684 volúmenes. Es, en definitiva, una de las mayores bases de datos multimedia del mundo, más grande que todas las demás páginas de Internet. Más allá de la tecnología, lo cierto es que ella es la clave para que este atlas de la red permita observar desde arriba, y como si el navegante estuviese realmente en el espacio, miles de ciudades de todo el globo: desde Bagdad hasta San Francisco, pasando por París, Roma, Moscú, Río de Janeiro y Tokio. Cada foto abarca un área de 40 km por 160 km, totalizando dos millones de kilómetros cuadrados cartografiados en vivo.

El fotógrafo estrella de esta herramienta es el satélite ruso Spin-2 (www.spin.com), que custodia la Tierra con dos poderosas cámaras. Sus tomas tienen una resolución de 2 metros -la más alta disponible comercialmente, que permiten identificar objetos de ese tamaño o mayores. Por ejemplo, es posible diferenciar un auto de un camión desde los cielos.