Sigue a baemedia en Twitter

Compra por internet, sin riesgos

Este articulo es muy antiguo. Tal vez lo que hayamos escrito aquí ya no sea válido, si tienes dudas usa los comentarios para consultar.

Comprar por internet se ha convertido en una de las formas más eficaces de adquirir una gran cantidad de productos, especialmente cuando se trata de ediciones únicas, artesanías, o piezas difíciles de encontrar en nuestro país. El gran número de ventajas que comporta nos invita a perder el miedo a comprar a través de la red, ya que internet no tiene por qué tener menos garantías que una tienda física, y existen numerosas tiendas online en las que se puede encontrar un sinfín de objetos de calidad a buen precio.
A la hora de comprar cualquier cosa en internet es imprescindible, eso sí, informarnos detalladamente de las condiciones de compra de cada negocio y actuar con prudencia, tal y como haríamos en una tienda convencional. Y es que, si bien es cierto que el público general siente más recelo ante la compra online, también lo es que internet ofrece todo un mundo de posibilidades más allá de la venta tradicional.
Poder comprar en cualquier parte del mundo, las 24 horas del día, y de forma cómoda desde el hogar, son algunas de las ventajas de este medio, que ofrece diferentes formas de pago seguro a través de su red, y siempre en función del producto que deseemos adquirir. Entre los sistemas que destacan por su seguridad en cuanto a pagos online destacan:

  • Pago contrareembolso. Este método, que consiste en abonar el artículo una vez en que llega a nuestros departamentos, es el más popular entre los que desconfían de las compras en Internet. Si bien es cierto que supone una forma de pago segura, ya que no damos nuestros datos bancarios y no pagamos hasta recibir el paquete, también lo es que no todas las tiendas online ofertan este sistema de pago, especialmente en el caso de grandes compras. De igual forma, el pago contra rembolso suele llevar un añadido económico con el que las empresas se aseguran la vuelta del paquete en caso de que el comprador no pague.

 

  • Pago a través de Paypal. El pago a través de la plataforma Paypal, un sistema que fue adquirido por numerosos portales de subastas y avisos clasificados hace ya algunos años, es uno de los más seguros con un completo sistema antifraude. Paypal está extendido hoy alrededor del mundo y es la forma de pago preferencial para muchas tiendas y compradores. Pagar a través de Paypal no tiene recargo alguno para el comprador, y aunque supone un gasto mínimo para el vendedor, muchos lo prefieren por su gran fiabilidad y la escasez de problemas que produce.

 

  • Pago con tarjeta. El pago a través de tarjeta en internet sigue siendo el más popular, especialmente a la hora de pagar grandes compras como viajes. El funcionamiento es idéntico al que se produce cuando se compra en una tienda física, con una pasarela de pago que valida la tarjeta y organiza la transferencia desde la cuenta del comprador a la cuenta del vendedor. Existen dos tipos de comercio online que admiten pago con tarjeta, los adheridos a los sistemas de pago Verified by Visa y MasterCard SecureCode, y los que no. La diferencia se encuentra en que los primeros son más seguros para realizar los pagos, ya que una vez tecleado el número de tarjeta nos pedirá la clave personal para autorizar a compra.

Siempre que realicemos un pago con tarjetas u otro medio en el que debemos dar datos personales, es imprescindible comprobar que la web es segura. Para saber a ciencia cierta si el sitio desde donde realizaremos el pago es seguro, la dirección de la página en el navegador deberá empezar siempre por https:// y acostumbrará a presentar un icono de un candado.
Otros consejos para que nuestra compra a través de internet sea completamente segura son además: pedir en el banco que nos envíe un mensaje al móvil cada vez que se realice una operación en nuestra cuenta, dedicarle tiempo a nuestra compra y comparar precios en otras páginas web, buscar siempre opiniones de la tienda online en internet antes de realizar el pago, tener sentido común leyendo las condiciones de venta y desconfiar de las gangas excesivas y de las empresas que nos pidan demasiados datos privados. Siguiendo estas recomendaciones conseguiremos realizar compras seguras y descubriremos las incontables ventajas de los negocios online.